Fibromialgia. Un verdadero combate (5)


Y el tiempo pasa, entre guerra y paz. La lucha incesante contra el otro que me quiere diferente y yo que me quiere otro. Un terrible combate, brutal como un conflicto mundial, despiadado y largo como una guerra irlandesa, anecdótica como una lucha tribal. El yo contra el ego, un yo que se niega y quiere volver a ser el mismo. Y algunos días está bien, el fruto de la costumbre hace que el dolor siempre presente sea más soportable. Y escribirlo me hace la palabra un señuelo. De hecho, me duele pero le presto poca atención. Y luego los otros días cuando el señuelo se muere y explota el mal, los males, como una procesión, desfilan.

Seguir leyendo Fibromialgia. Un verdadero combate (5)

Adviento – Navidad 2019

Os ofrecemos, aquí abajo, material para celebrar la liturgia (y la vida) de este tiempo de Adviento y Navidad que se nos avecina.

Dentro del ciclo anual de celebraciones,  el final del otoño es el momento del año para prepararse a lo que vendrá: La Luz, La Vida.

Tratando de recuperar el ritmo celebrativo ancestral de la vida más allá de compras y fiestas de consumo, el Adviento es un tiempo de espera. Igual que el embarazo, es un tiempo de interioridad, donde algo va creciendo en lo oscuro y protegido del vientre materno.
Adviento nos llama a mirarnos por dentro;  a descubrir aquello que ya no nos sirve, para dejarlo ir;  a descubrir la vida que late buscando salir a la luz…
Este mirarnos por dentro, es un activo silencio creador que camina; un vientre fértil que incuba amor activo, respeto activo y concordia activa.

Seguir leyendo Adviento – Navidad 2019

Fibromialgia: ¿Y vosotros hijos? (4)

Me costó mucho expresarles mi dolor. Un padre es un hombre fuerte, ¿no? En todo caso, esta es una de las facetas de mi preocupación: ¿cómo, ante vosotros, mostrarme limitado, reconocerme menos fuerte, más vulnerable? Aún hoy me siento ridículo por no haberme expresado con tanta sencillez. Escondido, protegido por altas murallas, me sentía fuerte ante vosotros tres.

En nuestra vida de pareja, ha sido un largo camino el desnudarme ante Christine, mostrarme en la verdad de mis límites. Poco a poco, el camino de nuestra vida en común nos ha hecho seguir senderos sobre tierras cada vez menos protegidas, exponiendo a nuestros dos seres a la simplicidad de las estepas del Gran Norte: no un árbol detrás del cual esconderse, no una brecha donde refugiarse en caso de fragilidad, no una pared para excusar una debilidad. A menudo hoy caminamos en plena exposición. Y esto libera. Seguir leyendo Fibromialgia: ¿Y vosotros hijos? (4)

Fibromialgia: ¿Y Tú, compañera de mi vida? (3)

Hay otra persona con la que comparto la vida. La compañera de los días, para lo mejor y para lo peor. Cuando me preguntas cómo me siento, me irritas tanto que tu pregunta me recuerda mi dolor. Y si por desgracia si no lo pidieras, te gravaría con un impuesto de indiferencia. Imposible hábitat que este antiguo castillo sonriente y vivo, hoy triste y feo.

Seguir leyendo Fibromialgia: ¿Y Tú, compañera de mi vida? (3)