YA SOY ABUELA

Hay experiencias, que como decía el catecismo “imprimen carácter” es decir, te dejan sellado para siempre.

Una criatura recién nacida despierta una ternura tremenda que te interroga y descoloca. Pero es muy distinto el sentimiento de ser padres al de ser  abuelos. La naturaleza del impacto es la misma pero percibida muy diferente.

           Cuando eres madre es un vuelco total de responsabilidad, anímico, es como encajar de repente las piezas del puzle, las cosas tienen otro sentido… te sientes transformada. Cuando eres abuela el impacto de esa ternura la vives desde otro plano más sereno, más estable.

Podríamos decir que es como subir a un monte, lo preparas con mucha ilusión, empiezas  cargando en la mochila la responsabilidad, la incertidumbre,  ¿Cómo será el camino? ¿podré llegar?, luego llega  el esfuerzo paso a paso, siguiendo las huellas del que llevas delante, en silencio, respirando acompasadamente, sin tiempo ni para ver el paisaje, no hay que perder el ritmo, no conoces el camino, te fías del guía…vas salvando obstáculos: ríos, pedrizas, pendientes fuertes, precipicios, el sol golpea…Esta es la parte de madre.

Cuando por fin coronas el monte, llegas sudoroso, agotado, sueltas la mochila. Miras la inmensidad, te sientes feliz porque has podido con el reto, respiras el aire fresco, puedes adivinar, allá abajo, el trazo del camino recorrido, identificas los obstáculos  vencidos…Esta es la experiencia de los abuelos.

Ver a tu nieto es esa sensación de asomarte al infinito, que te deja sin palabras. Sientes que la vida ha cerrado un ciclo y te ves integrada en ella plenamente. Aunque se repite todo, todo tiene otro color, otra sensación. Percibes toda la fuerza de esa corriente que no es solo vida física, sino también valores, carácter, costumbres, cultura… en definitiva historia de la humanidad.

Cuando tuve a mis hijos se me abrió una ventana desde la cual empecé a entender de forma muy diferente lo que quería decir Jesús cuando decía que Dios es Abba (Padre-Madre). Ahora con mi nieto me ha sucedido lo mismo con el concepto de Dios Creador. Es una corriente maravillosa de Fuerza que fluye sembrando Vida y que a todo y a todos nos unifica. Es el Aliento del Padre.

Tengo un nieto precioso al que no me canso de mirar y que me conecta con la inmensidad, la alabanza y la unidad.

 

María del Mar

6 comentarios en “YA SOY ABUELA

  1. Me cautivas muchos con tus sentimientos expresados en esta entrada, me haces pensar acerca de nuevos sentimientos que aun me faltan por experimentar si el Señor Altísimo lo permite claro está, ya que aún estoy en la etapa de madre y sin duda alguna será una nueva experiencia. Muchas gracias por compartirlo. Saludos cordiales y espero que no sean las primeras alegrías, que vengan muchos más.

  2. Querida Mar, lo que cuentas transmite muchísimo. Y aunque yo estoy aún en la fase de madre en muchos sentidos, me ha hecho pensar mucho el hecho de que lo que uno vive se vuelve más o menos extraordinario dependiendo de cómo se profundiza conscientemente en esa vivencia. Tu realmente has entrada en la profundidad de una experiencia de vida que te trasciende y eso siempre es asombroso y transformador. Siéntete bendecida. Un fuerte abrazo MªJosé

  3. ¡Gracias por compartir la profundidad de tu alegría, tus sentimientos y todo lo que dices!
    Me he sentido muy gratamente reflejado, sorprendido y me has hecho reflexionar sobre bastantes cosas que he sentido y vivido yo también en esa misma experiencia de ser abuelo.
    También agradecerte tus comparaciones tan finas sobre la vivencia de sentir a Dios como Padre/Madre/ Creador, en resumen como alguien que está ahí siempre presente con los brazos abiertos para querernos.
    Me ha parecido tu comentario tan bello y lleno de poesía y vida que me atrevo a pedirte que te prodigues más por este medio.
    De nuevo ¡Gracias!

  4. Mar M. Gracias por tu hermosa narración.
    He seguido, paso a paso todo tu escrito.
    Me siento feliz como persona, madre, abuela,,,,,mis sentimientos, tras la lectura serena de tu mensaje han brotado con mucha fuerza.
    Gracias, criatura y amiga entrañable. Abrazos.

  5. Enhorabuena a la reciente abuela Mar !
    Bendiciones para la criatura !
    Porque yotambien tuve una «abuela especial»
    Abrazos porque la Vida sigue sembrando Amor en los nuevos niños que nacen !!!

  6. Mar, ¡enhorabuena!
    Que puedas disfrutar de esa nueva vida, esa «criatura» (como diría alguien que tú sabes) por mucho tiempo.
    He saboreado tu relato tan sencillo como claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.