Experiencias/taller de verano

México, agosto 9, 2017. Durante la última semana de junio y todo el mes de julio el Grupo Mexicano vivió el tercer itinerario de las ejercitaciones “Hacia un mundo mejor”, el itinerario “Vivir desde dentro” así como los talleres: “Metodología prospectiva” y “Equipos de Servicio”.

Tercer itinerario: “Hacia un Mundo Mejor”. Este encuentro nos permitió re-conocernos como parte y uno dentro de este Universo y el gran desafío que se nos plantea: la humanización desde nuestras personas, desde lo que somos, para así poder «contagiar» a otros. ¿Qué mirada, qué escucha y qué actitud debemos ejercitar para acercarnos a los otros y a las tantas situaciones que ocurren en el planeta?

Descubrimos que la misericordia y la fraternidad universal son las grandes actitudes que debemos poner en juego, si es que queremos, re-nacer y transformar este bello planeta.

Itinerario: “Vivir desde dentro”. Fue una semana en donde tuvimos la oportunidad de encontrarnos a nosotros mismo, encontrarnos con otras personas y con el mundo, pero es un encuentro «desde dentro», es decir, desde el reconocerme y agradecer todo lo que soy y he vivido hasta este momento. Una condición importante para empezar este viaje a la interioridad es reconocer lo que eres y haz realizado en este momento de tu historia. Uno de los momentos más álgidos de itinerario fue el “viaje hacía nuestro interior”.

Taller: Metodología prospectiva. En palabras de los participantes: «el taller lleva una temática sencilla y clara…». «Es una propuesta sistemática, descubro que no es sólo simplemente un método para trabajar en la pastoral, sino que me encuentro con la parte humana y la espiritualidad, creo que este enfoque lo enriquece mucho». «No es posible promover un método sin verme involucrada, sin saber lo que soy, lo que deseo, lo que anhelo, mis límites y mis debilidades. Por lo que me voy con más claridad en cuanto que es necesario atender, cuidar, promover con más énfasis a la persona desde su interior». «El taller esta muy completo, le dieron el enfoque importante: centrarse en la persona».

 Taller: Equipos de servicio. En éste, los participantes pudimos ver, escuchar y reflexionar la importancia que tiene el mantener equilibrados los tres niveles de un equipo: Relaciones, Ideal y Tareas. Pudimos identificar que, por lo general, trabajamos en grupos o equipos que sólo ejercitan una o dos de las tres áreas o niveles, que a veces participamos con un grupo, porque si, porque ahí nos pusieron pero desconocemos para qué estamos en ese servicio. Palabras de una participante: «Me proporcionó herramientas para mi crecimiento personal, así como para un mejor desempeño en el servicio que presto en la parroquia».