Mi compartir

El pasado julio-agosto se llevaron a cabo las «Experiencias/taller de verano (2015)».
«De una pastoral de mantenimiento a otra de iniciación»
 «Espiritualidad del Reino y equipo que la anima»
 «Signos de los tiempos. Escucha compartida de la realidad»
 «Itinerario de formación de agentes. Nuevo Amanecer»


He aquí algunos testimonios de los participantes a la experiencia «Signos de los tiempos. Escucha compartida de la realidad».

Con libertad, me sentí libre al escuchar y muy libre para hablar.

Tengo tanto por hacer, tanto por resolver pero me cuesta plantear cosas concretas en mi vida y por ende, mi sentir cara ala futuro…

El ejercicio fue muy bueno para mi, cuestionante y sobre todo motivante al redescubrirme tan capaz.

Me voy convencida del amor infinito de Dios hacia mi persona, su amor infinitamente humano ¡soy persona valiosa! Debo cuidarme, amarme… ¿me pregunto? ¿Seré tan capaz en la acción como en la teoría?… ya lo veré.

¡Mundo estoy de vuelta! Ja, ja.

 

 

Inicié este Itinerario, cerrada como siempre he sido. Buscando toda la vida escondites, proteger mi erizo. Cuando llegué al momento de ver la película del erizo e identificarme primero con aloma (la niña) y después con René. Fue muy fuerte para mi, decir (saber) que esas personas eran representaban perfectamente lo que yo he hecho durante toda mi vida.

Con todos aún con mi familia y familiares a nunca abrirme a que no supieran quien soy, qué pienso. Y todo para que no me conocieran, que no me sacaran de mi escondite. Sin encontrar un sentido a mi vida jamás y por comodidad, aquí yo sola estoy bien, solo mi relación con Dios y sólo de él me agarro, a él me aferro. Porque no quiero que nadie me lastime, que nadie me juzgue. Porque todos, todas son diferentes a mi.

Al abrirme a este itinerario “Oh sorpresa” en la diversidad, hay afinidades, empecé a identificarme, no con uno o dos personas, sin con la mayoría.

En la cotidianidad, hay complementariedad y eso me ha ayudado a tener confianza, cordialidad en todos, me brinda paz y concluí que en todos yo puedo encontrar a Dios, que ahora no sólo puedo buscar a Dios y hacer conexión con él, aferrándome sólo a él, sino que tengo prójimo en donde ver y buscar a Dios a no volver a esconderme nunca.

Agradezco enormemente al Movimiento por un Mundo Mejor por todas las enseñanzas. A Maury, Bere a las 2 Carmens, Lidia y Padre Víctor. Espero pronto volver a reunirme con todos, nos vamos tendiéndoles un gran cariño y respeto.

Gracias por sus enseñanzas y nos guardaremos en nuestro corazón todos los testimonios recibidos.

 

 

Puedo empezar diciendo que fue vivificante. Llegué con la incógnita de dónde esta Dios en mi vida, porque me sentía como en un desierto espiritual.

Ahora que he terminado el retiro, me doy cuenta que Él siempre ha estado junto a mi, que me ha dado besos tan tiernos y llenos de amor. Me descubrí humana, pero también con potencial para ser sal en la vida de los demás. Mil gracias por la invitación a este hermoso retiro.

L.O.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *