3 Paz, No violencia

2 comentarios en “3 Paz, No violencia

  1. A mi juicio, para crear la Paz en esta sociedad, es necesario construir con buenos cimientos los edificios individuales de todas y cada una de las personas que la componemos.
    Estos cimientos se forjan en los primeros años de vida de un niño o niña. Si los educamos en libertad, con ternura y afecto, tanto en la familia como en la escuela y ámbitos sociales, y vive en un ambiente de armonía…tendrá una adecuada autoestima o autoconcepto, y tras años de caminar, dejará una correcta y normal impronta donde aterrice.
    Pero si en la familia hay problemas que se traslucen y se escupen inadecuadamente, si en la escuela no se le toma en cuenta, o halla círculos donde a veces o a menudo es rechazado, sufrirá y puede llegar a ser «una bomba de relojería».
    Sólo el amor y considerar a cada persona con igual dignidad, sea pobre o rica, inteligente o con discapacidad, bajo o alto, permitirá un adecuado desarrollo de nuestra niñez y juventud.
    Claro, para dar esta paz hace falta TIEMPO, que es VIDA. Y si nacen en ambientes donde la vorágine es lo habitual ¿se puede sentir importante y necesario? O ¿se siente relegado y con escaso tiempo para interaccionar con los miembros familiares y sociales?
    El tiempo es vida y les damos la vida en la medida que estamos con ellos, no tanto en cantidad como en calidad.
    Un niño o niña sin cimientos, sin base estable y sin amor…..es una rémora para sí mismo y la sociedad en la que se halla incluído. La Paz y la no violencia la sembramos desde los primerísimos años de vida de los seres más importantes de esta sociedad (que a veces huye y no sabe de qué, ni a dónde va). Y nos jugamos nuestro futuro.

  2. «Hemos plantado cara al miedo y al terror para hacer prevalecer el valor de la vida humana» Este pensamiento me ha llegado hoy especialmente muy profundo. Salgo a la calle y no puedo dejar de mirar a las personas musulmanas que se cruzan en mi camino. Van a sus quehaceres, a la compra , llevan al parque a sus hijos, charlan amigablemente….. Yo quiero plantarle cara al miedo cotidiano , ese que sutilmente te hace desconfiar y ver al otro como un enemigo. Quiero hacer prevalecer el valor de la vida humana, pero… de toda vida humana. SI, manifestarme siempre en contra del fanatismo de unas ideas que matan, en nombre de no se que creencias, en defensa de las victimas inocentes que duelen, pero manifestarme también en la defensa de la vida humana , de la dignidad, de hombres y mujeres pacificos , que practican su religión y nada tienen que ver con los fanáticos y piden que no se les juzque por algo de lo que ellos nos resposables y que también condenan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.