Get Adobe Flash player

Ejercitarme con otros…

captura

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 85 suscriptores

ESCUCHAR A JESÚS

Punto de partida

San Juan en su evangelio nos dice: “A Dios nadie lo ha visto jamás; el Hijo único, que es Dios y que está en el seno del Padre, nos lo ha dado a conocer” (Jn 1, 18).

Hoy están de moda los libros de “autoayuda”; algunas personas en su búsqueda tratan de saciar su sed bebiendo en otros pozos y tradiciones religiosas; otras, quizá menos expertas pero más sedientas la encuentran en otros medios manipulados, vete a saber con qué intenciones, por el ser humano, aunque no siempre a su favor.

Nosotros creemos que en Jesús se nos ofrece la posibilidad y la referencia para llegar a vivir en profundidad la condición humana, sin escapismos ni huidas hacia afuera, sino que nos remite a lo más recóndito de nosotros mismos.

Hablar de Jesús nos remonta a las fuentes de la fe de Israel. Como sabemos, el pueblo judío ha hecho experiencia de Dios a lo largo de su historia. Dios se les ha revelado como Señor de la Historia, que ha elegido a su pueblo para hacer Alianza y caminar con él. El Dios de Israel es un Dios que se ha metido en la historia del ser humano, expresándole su amor, su ternura y su perdón de Padre-Madre, para hacerle así experimentar su liberación-salvación. El ‘colmo’ de esta cercanía amorosa del Dios de Israel ha sido, precisamente, la Encarnación del Verbo, Palabra única y definitiva del Padre…

A la luz de la fe de Israel, y sobre todo, del misterio de la Encarnación, lo cotidiano de la vida humana se ha convertido en lugar  donde Dios se manifiesta al ser humano. La encarnación significa que el Hijo de Dios es enviado por el Padre para asumir toda la condición humana, menos el pecado (Hb 4,15).  

La originalidad de Jesús

Jesús no enseña propiamente una doctrina nueva para que sus discípulos la aprendan y la difundan correctamente. Anuncia un acontecimiento nuevo que pide ser acogido, pues lo puede cambiar todo. Con una audacia desconocida, Jesús sorprende a todos afirmando algo que ningún profeta de Israel se había atrevido a declarar: «Ya está aquí Dios, con su fuerza creadora de justicia, tratando de reinar entre nosotros». El primer evangelista resume así su mensaje profético: «El tiempo se ha cumplido. El reino de Dios está cerca. Convertíos y creed en esta Buena Noticia». Empieza un tiempo nuevo; Dios no quiere dejarnos solos ante nuestros problemas, sufrimientos y desafíos. Quiere construir, junto a nosotros, una vida más humana, un Mundo Mejor, que es posible ya en esta vida. Hemos de aprender a vivir creyendo en esta Buena Noticia. Este «reino de Dios» no es una religión. Es mucho más. Va más allá de las creencias, preceptos y ritos de cualquier religión. Es una experiencia nueva de Dios en lo cotidiano de nuestras vidas, nos abre a “otro mundo es posible”.

 

Proponemos

El evangelio es un relato de una experiencia de fe, no es como una estancia doctrinal, moral y reguladora, por eso nos permite hacer nuestro propio relato de la vida y compartirlo. La palabra evangélica, pues, es una palabra entre “tú” y “yo”, y no una doctrina o explicación, sino que es evangélica en la medida en que “yo” “te” narro lo que “yo” vivo a propósito del encuentro con Jesús, el Viviente y que se convierte en Buena Nueva para “ti”.

Por eso invitamos, en los encuentros que promovemos y en este blog, a hacer ejercicio de ponernos a la escucha de Jesús, en un doble aspecto:

*      Ejercitarnos en la escucha del Espíritu de Jesús presente en nuestra vida cotidiana, para que desde la fe en Jesús y desde la confianza en el Padre de misericordia, despertemos hacia actitudes de compromiso solidario.

*      Ejercitarnos en la escucha de Jesús en los evangelios y compartamos lo que el encuentro con Jesús evoca, suscita, despierta, invita en nosotros…

En el blog, podemos ejercitarnos en la “oración de cada día”, que tomamos del blog “rezandovoy”, y en el “vídeo de la semana”, que tomamos de blog “quierover”, consideramos que son dos medios sencillos y profundos que nos ayudan en la “escucha de Jesús”.

Pronto vamos a iniciar, en este blog, un medio más interactivo de “escucha de Jesús” en los evangelios, que en su momento lo notificaremos.

8 comentarios para “ESCUCHAR A JESÚS”

Deja un comentario

Para pensar…

Las palabras son como las hojas: cuando abundan, poco fruto hay en ellas.

— A. Dope

La oración del día

El video de la semana

Cursos on-line

Calendario de Eventos

Julio  2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
   
  1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31