Get Adobe Flash player

Ejercitarme con otros…

captura

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 85 suscriptores

5º Vivo y actúo de manera sencilla y austera a)

a) Compartir experiencias

En esta sociedad desigual, injusta y excluyente, no es posible ser misericordioso sin quedar afectado radicalmente el propio bienestar, ya que nuestro modo de vida no se puede generalizar a toda la humanidad. Se trata de abajarse hacia los excluidos, ya que no va a ser posible que ellos suban al nivel que hemos alcanzado nosotros. Eso me tiene que llevar, sin duda alguna, a un cambio en mi vida personal, en mis relaciones, en relación a mis bienes…

  • El encuentro con la persona o personas necesitadas ¿En qué me ha cambiado o me siento llamado a cambiar en mi vida personal, en mi familia, en relación a los bienes…?
  • ¿Qué sientes y cómo te sientes ante la llamada a una vida más sencilla y austera en bien de los demás?
  • ¿Qué cuestiones me planteo, qué inquietudes tengo ante ese desafío?
  • ¿Cómo describirías la experiencia de esa llamada?

 

Puedes hacer tu comentario…

5 comentarios para “5º Vivo y actúo de manera sencilla y austera a)”

  • Nacho:

    Sin duda que cuando dejo que “mis tripas” se conmuevan ante una situación de marginación, exclusión, pobreza, enfermedad… comienza una aventura que tiene una doble dirección hacia dentro y hacia fuera. Hacia el interior en cuanto me siento afectado en lo que son mis ideas, mis valores, mis afectos… y hacia fuera porque lo que yo veo y constato es muy diferente de lo que yo vivo.
    Concretamente el encuentro con Rafa ha supuesto la plasmación de una inquietud que yo venía teniendo y que en este caso se ha manifestado. El cultivo de la interioridad, el viaje interior para que sea auténtico tiene que proyectarse hacia el exterior es la garantía de su coherencia y credibilidad. Lo mismo que la solidaridad y el compromiso requieren el cultivo y la calidad humana de quien lo realiza. He podido experimentar que mi búsqueda interior y mi compromiso están íntimamente unidos, pues he sentido en el trato con Rafa, que el proceso interior que estoy viviendo, le ha dado a la relación una dimensión más humana, pero a la vez esa cercanía al “extranjero” que me resultaba Rafa, por su estilo de vida, por su comportamiento…, me ha ayudado a descubrir y reconocer lo que hay en mí de “extranjero” y aceptarlo.
    Además esa aproximación sencilla y sincera me está haciendo comprender que para que la misericordia sea efectiva tengo que inclinar mi balanza hacia la persona o personas más desfavorecidas, lo que me siento llamado a una vida más austera, no para ser mejor, sino para que otras personas vivan mejor, con lo que la ascesis, que para mí suponía esfuerzo y negación, ahora lo voy sintiendo más como don y oportunidad de una vida más plena.
    Es por eso que me siento agradecido y motivado a seguir creciendo en esa doble dimensión de la vida humana, siguiendo a Jesús, como mi referente principal. Como también me siento animado, en esta etapa de mi vida, a vivir la vida de una forma más positiva, lo que significa saber apreciar lo que soy, lo que se me da y lo que ofrezco. Es decir, me siento llamado, dentro de mis posibilidades, seguir cultivando el dinamismo del amor que lo inunda y lo llena todo el mundo de nuestras relaciones: conmigo mismo, con los demás, con la naturaleza y con el Amor…

  • Cristóbal:

    Antes de poner mi comentario a este último paso, quiero manifestar el sentimiento de alegria y agradecimiento. Adherirme a lo que Nacho en su comentario anterior manifiesta, él ha expresado con bastante claridad lo que he experimentado yo también. ¡Gracias!

  • Cristóbal:

    Mi actitud misericordiosa me tiene que llevar a un estilo de vida cuyo ritmo y canto no lo dirijan mis deseos, ni mis gustos, ni mis sentimientos, sino la situación de las otras personas.
    El encuentro con la persona necesitada me ha hecho ver las relaciones de manera diferente, me ha cambiado la perspectiva, me ha llevado a ser más sensible y a que detrás de las necesidades hay personas.
    En la relación familiar también me ha hecho pensar que los otros tienen derechos y necesitan tenerme como persona y como alguien que les reconozca y les acepte.
    En relación a los bienes estoy en proceso, cada vez los relativizo más. Siempre he intentado ser austero, ahora cada vez veo con mayor claridad que mi austeridad es exigencia de justicia para los demás.
    Me van surgiendo muchas cuestiones, la mayor parte de ellas sin una respuesta clara, sin embargo percibo que este proceso va clarificando en mí poco a poco, una forma más sencilla de vivir, más cercana a mis cercanos, más abierta a los que me necesitan, más sensible con los necesitados, en una palabra me lanza a seguir buscando en el estilo de Jesús.
    El proceso que hemos vivido en estos pasos ha sido para mí, un recorrido de trabajo espiritual que me ha enriquecido personalmente, pero también ha supuesto un nuevo hito de acercamiento a los demás. Hoy que terminamos estas reuniones cuaresmales sobre la misericordia, me lleva a pensar que este camino, es parte del recorrido que he de seguir llevando a cabo y profundizando, pero al que he cogido gusto me ha hecho bastante bien.
    A lo largo de estas cinco sesiones trabajadas, he ido experimentando un recorrido de modificación personal, que partiendo de mi propia realidad y forma de mirarme hacia dentro, ha ido llevándome y llevándonos de manera paulatina a mirar de otra forma, a vivir las relaciones desde otra perspectiva, pero no quiero dejar pasar que el último paso (5ª sesión o 5º domingo) , supuso una apertura para ir desde lo más personal a profundizar en el proceso en interacción con los demás; modificar la forma de relacionarme con los bienes; con mi entorno; lo que me lleva de alguna manera a un proceso de conversión, que aunque no es de golpe, si me va haciendo cambiar paulatinamente.

  • Ana:

    Siento que quiero crecer en generosidad no solo en lo material sino en la presencia en las vidas de las personas con las que me relaciono y mejorar las muestras de afecto.
    Acompañar en la soledad a las personas que lo necesiten es una actitud que procuro llevar a la práctica en mi vida cotidiana.
    Agradezco esta oportunidad que me está haciendo crecer como persona, potenciando un servicio desinteresado,compartiendo mi tiempo y cosas materiales.
    Creo que estoy recibiendo mas de lo que puedo aportar.
    Esta llamada que antes sentía de forma general, al concretarse en una persona se ha ido llenando de respuestas muy concretas, sabiendo a quien van dirigida, como es ella, que va necesitando en cada momento y vamos aprendiendo a elegir aquello que aumenta su bienestar.
    Animo a dar respuestas en estas situaciones que nos ayuda a practicar la misericordia y nos llena de ternura, esto es lo que está siendo para mí y agradezco poder vivir esta experiencia
    El camino que hemos vivido,en grupo, del ejercicio de la misericordia, ha supuesto un entrar hacia mi interior de una forma mas profunda de lo que venía haciendo. Me estoy acostumbrando a tener a Jesús mas presente y ver mi entorno con su mirada. Al practicar esta forma de mirar he sentido como mi presencia se hace mas humana, ocupando la persona el centro y no las situaciones que viven.
    Agradezco mucho haber vivido esta experiencia compartida en el grupo. Los materiales han sido, sencillos de trabajar, profundos para seguir avanzando y de una gran ayuda para practicar el perdón,el acercamiento a las personas y los afectos.
    Gracias a todas las personas que han hecho posible que podamos vivir esta experiencia tan gratificante.

  • Maite:

    Mi relación con mi amiga Dessy:
    Llegó un momento en que sentí la necesidad de actuar más directamente. Yo le puedo dar trabajo y puedo promover una campaña de mentalización en mi parroquia, a través de Caritas parroquial, para que otras personas tomen conciencia de que es más digno dar trabajo que “limosna”. Vamos a comenzar por compartir lo que nos sobra. Hoy Dessy trabaja, sin contrato, cuidando a una señora en su casa, interna, le pagan 500 euros, y así consigue experiencia en espera que tenga sus documentos. ¡Qué aventuras para conseguir su Pasaporte¡ Ahora podremos hacerle un contrato de trabajo para conseguir su derecho a trabajar. En su día libre viene a mi casa. Reconozco la resistencia que existe a abrir las puertas de nuestras casas. Es más cómodo dar un dinero a Cáritas y nos quedamos más tranquilos. Es un reto que lo siento pendiente. Primero seguir replanteándome mi vida y segundo contagiar a mi alrededor con esta inquietud que una vez sentida, es tan fuerte que no la puedes apartar.
    Termino dando gracias por haberte conocido, Dessy. Te reconozco como una gracia que el Señor ha puesto en el camino de mi vida. Me has servido para reconocerme y reconocer a tantas otras personas que como tú me ayudan cada día.

Deja un comentario

Para pensar…

La apertura a nuestra interioridad, a los otros, al mundo, al universo son una misma apertura, ya que en nuestra interioridad está el amor que es por esencia unificador de la realidad.

— N. Dueñas

La oración del día

El video de la semana

Cursos on-line

Calendario de Eventos

Julio  2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
   
  1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31